Actualidad Cristiana

ONU: El alto índice de violencia contra la mujer se convierte en pandemia global

By noviembre 28, 2018 No Comments

Las cristianas no  se encuentran exentas ante esta terrible tendencia

El pasado 25 de noviembre se conmemoró «Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer». Esto con el fin de crear conciencia a las personas sobre lo que implica esta realidad, la ONU planificó una campaña de 16 días de activismo que se llevará a cabo hasta el próximo el 10 de diciembre.

Según la organización, la violencia contra la mujer adquirió el nivel de «pandemia global» compuesta por agresión sexual, la violación en el contexto de la guerra, la mutilación genital femenina y la violencia doméstica. Las estadistas obtenidas por «Mujeres, empresas y la ley», efectuada de manera exhaustiva  por el Banco Mundial, en 2017, dio como resultado que por cada tres mujeres al menos una ya fue víctima de alguna violencia

Se conoce que en el período de los 16 días de campaña, habrá algunos encuentros y acciones de concientización sobre la gran preocupación a causa del más alto índice de violencia mundial contra ellas. Siendo parte de los objetivos poner fin a la cultura del silencio que se ha convertido en el principal impedimento para la ruptura del ciclo de actos violentos. .

¿Cómo puede contribuir la iglesia?

A la iglesia le correspondería estar a la vanguardia de las acciones, sin embargo la misma no está inmune a esta tendencia. Según encuesta realizada  a principios de este año entre los creyentes de Cumbria, que se sitúan al norte de Inglaterra, pudieron concluir c que una de cada cuatro creyentes de la iglesia local ya tenía la mala experiencia de haber sufrido violencia doméstica en sus actuales relaciones.

Tomando como referencia tales agresiones, la iglesia requiere responder de manera apropiada y eficaz, prestando apoyo pastoral apropiado. Es de suma importancia reflexionar sobre el problema y preguntar «¿Dónde está la iglesia en todo esto?» Y aún «¿Dónde están los hombres?». Es allí donde el cristiano debe percatarse de la importancia que tiene el participar en este tipo de movimiento para concientizar a la humanidad.

«La violencia contra las mujeres es mucho más que una cuestión femenina». Según el secretario general de la ONU, António Guterres «es un problema de derechos humanos fundamentales». Es por ello que la iglesia debe estar completamente involucrada en la causa, liderando el cambio que todos esperan.

Fuente: www.gospelprime.com

Deja tus comentarios