“La gracia de Dios y el poder del Espíritu Santo” dice pareja que sobrevivió el ataque terrorista el 11-sep

2316

“El Espíritu Santo me guió a través de esos días más devastadores y dolorosos de mi vida, A cada paso, cada instante me guiaba con cada decisión, era impresionante”. Jean Potter

El 11 de septiembre es un día para recordar las miles de víctimas que fallecieron en los ataques terroristas del 2001. También es un día para dar gracias por los que milagrosamente sobrevivieron.11 sep atentado

Jean y Dan Potter hoy en día viven una vida tranquila en una ciudad tranquila de Nueva York. Es un difícil contraste con hace 15 años, cuando la pareja vivía en un apartamento de Manhattan a pocas cuadras del World Trade Center.

Jean trabajó en el piso 81 de la primera torre golpeada en la mañana del 11 de septiembre.
“De pronto, esta explosión masiva sacudió el edificio, y literalmente nos balanceamos de lado a lado”, comento Jean a  CBN News .

Jean cree que fue la voz de Dios, fuerte y clara, un mensaje en medio del caos “no es tu tiempo”.

Jean cuenta sorprendente historia de la pareja de la supervivencia en el libro,  por la gracia de Dios, una historia de supervivencia 9/11 de amor, esperanza y curación.

“Dios se encontraba con todos nosotros ese día, y no quiero que la gente piense que somos tan especiales porque fuimos salvos”, dijo Jean. “Quiero decir que no era nuestro tiempo y ​​sólo un gran privilegio poder hablar acerca de Él”. (Screengrab en CBN Noticias)

La vida ha sido dura después de 9/11. Los Potter han tratado con trastorno de estrés postraumático, y Dan se tuvo que retirar como bombero por las lesiones que sufrió el 11 de septiembre.

Pero a pesar de los ataques y las dificultades que han seguido, la fe de Jean y Dan sigue permaneciendo fuerte. Tienen la esperanza de los que leen y escuchan su historia también confíen en Dios.

Ella desistió en practicarse un aborto, y testifica que Dios le habló

La joven estuvo siete horas en la sala de espera de una clínica de aborto en Estados Unidos, madre de tres niños pequeños y comprometida con un novio infiel, Kimberly Henderson buscó solucionar su nuevo embarazo inesperado en una clínica de aborto. Tratando de convencerse de su decisión. “Estaba una fila de personas. He mantenido mi cara hacia abajo, empapado de lágrimas “, agregó.

Kimberly continuó tratando de convencerse sobre el aborto, pero su corazón estaba en conflicto con su decisión. “Me sentía que estaba a punto de tomar una decisión horrible y Dios me estaba dando señales para no hacerlo“, afirmó.

La joven tuvo deferentes contratiempos durante el día y pidió a Dios para diera una señal a ella. Cuando ella fue llamada para ser atendida, ella se inquietó y dejó caer su cartera en el suelo. Al recoger sus documentos, se encontró con una tarjeta con el versículo bíblico de Isaías 41:10.

Por eso no tema, pues estoy contigo; no tenga miedo, porque soy su Dios. Lo fortaleceré y lo ayudaré; Lo sostendré con mi mano derecha victoriosa”, mencionaba la tarjeta que fue entregada por una pareja cristiana a Kimberly en su lugar de trabajo. “Yo sabía que Dios estaba hablando conmigo”, afirmó.

Kimberly estaba lista para abandonar la clínica cuando fue abordada por una joven de 19 años, que dijo: “Me gustaría ser valiente como tú“. Le dije que era valiente y podría hacer lo mismo. Ella dijo que tenía que hacerlo por algunas circunstancias graves. Cuando me volvía, ella dijo: ‘Cuando vea la cara de su bebé por primera vez, usted se quedará muy feliz como hoy‘.

Vaida Everly nació en agosto y trajo alegría a Kimberly. “Me acuerdo de verla por primera vez y empezar a llorar. Me quedaron grabadas en mi cabeza esas palabras que la niña me dijo antes abandonar la clínica ese día. Mi hija me dio una sensación de alegría que no puedo explicar. Estoy enamorada “, dijo Kimberly.

Deja tus comentarios