¡Sigue adelante! no importa cual sea el problema

- Advertisement -

Cuando Douglas Bader perdió sus dos piernas al caer a tierra el avión que pilotaba, pudo haber pensado que había llegado el final de su vida. Sin embargo, Douglas Bader, en plena juventud, sin posibilidades de volver a caminar y menos de pilotar un avión, no se dio por vencido.

Reflexiones Cristianas - ¡Sigue adelante! no importa cual sea el problema
¡Sigue adelante! no importa cual sea el problema

En los años siguientes al accidente, todos los que conocían a Douglas vieron en él un ejemplo de entereza, valor, dedicación y esfuerzo. Con dos prótesis volvió a caminar, bailar, jugar al tenis, y lo más admirable de todo, una vez más pudo pilotear un avión. En 1976, la reina de Inglaterra lo condecoró con el título de “caballero” por su trayectoria heroica y singular. Como dato curioso, la historia cuenta que fue el único “caballero” que no ha tenido que hacer la genuflexión ante la reina.

Tal fue la historia de un hombre que estuvo dispuesto a esperar cosas buenas de la vida, aun en medio de la adversidad. ¿Qué lo hizo posible? ¿De dónde provino su fortaleza? Seguramente de dos fuentes. La primera de ellas, el poder de Dios.

Todo en algún momento de nuestras vidas hemos pasado por algo así, no igual, pero si semejante; todos hemos tenidos obstáculos en la vida, y hemos querido tirar la toalla, porque pensamos que es el fin del mundo, no importa que haya sido eso, o la magnitud del problema, solo nos damos por vencidos y ya sin buscar la solución.

Es fácil tocar fondo, y no luchar mas, de nosotros depende si queremos quedarnos estancados en el suelo o decidimos pararnos y seguir adelante. Recuerda que Dios nos manda a ser fuerte y valiente, Él es nuestro pronto auxilio, Él siempre estará dispuesto para socorrernos.

Deje acá su comentario