Razones por las que debemos congregarnos

- Advertisement -

¿De qué iglesia eres? o ¿Cómo se llama tu iglesia?, son algunas de las preguntas más frecuentes en las conversaciones de los cristianos. Los apóstoles, en el tiempo de la iglesia primitiva se caracterizaban por su esfuerzo en el trabajo misionero ya que muchos de ellos formaron varias iglesias.

Reflexiones Cristianas - Razones por las que debemos congregarnos
Razones por las que debemos congregarnos

El apóstol Pablo es un ejemplo de ello (podemos leerlo en el libro de Hechos de los Apóstoles). Pero… ¿Qué importancia tiene ir a la iglesia?, ¿Qué importancia tiene congregarnos?, La verdad es que más de lo que pensamos.

La palabra nos dice en forma de consejo que «No dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca.» Hebreos 10:25; en ocasiones podemos encontrarnos con personas que por ciertas razones no se congregan en una iglesia, no asisten o se cambian con regularidad de congregación.

Hay cristianos que dicen no ir a una iglesia, justificándose con argumentos como: «Yo no voy a la iglesia porque yo soy la iglesia», «Yo oro en mi casa y así estoy bien» o «Yo no necesito un pastor porque Jehová es mi pastor, es todo lo que necesito».

Los beneficios de congregarnos y asistir a la iglesia con regularidad:

  • Ayuda a nuestro crecimiento espiritual: La iglesia es el lugar donde todo creyente aprende a orar, el lugar donde nos nutrimos de la palabra de Dios a través de pastores y líderes.

    «Acordaos de vuestros pastores, que os hablaron la palabra de Dios; considerad cuál haya sido el resultado de su conducta, e imitad su fe.» Hebreos 13:7 y también donde podemos trabajarle a Dios en su obra.

  • Aprendemos a sujetarnos a nuestras autoridades: Los pastores, maestros, o apóstoles representan autoridades espirituales para cada creyente; ellos nos dan cobertura y nos guían con palabras de parte de Dios; estando en la iglesia aprendemos a honrarlos, amarlos, respetarlos y obedecerlos.

    «Obedeced a vuestros pastores, y sujetaos a ellos; porque ellos velan por vuestras almas, como quienes han de dar cuenta; para que lo hagan con alegría, y no quejándose, porque esto no os es provechoso.» Hebreos 13:17.

  • Eres edificado mediante personas y testimonios: Entablar amistades y buenas relaciones con hermanos del cuerpo de Cristo es beneficioso ya que podemos edificarnos mutuamente; y mediante experiencias contadas en forma de testimonio nos anima a seguir adelante, y a seguir creyendo.

    «Os ruego, pues, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que habléis todos una misma cosa, y que no haya entre vosotros divisiones, sino que estéis perfectamente unidos en una misma mente y en un mismo parecer.» 1 Corintios 1:10.

  • Encuentras pasión y un propósito: La pasión nace cuando el anhelo por trabajarle a Dios crece en nosotros, saber que fuimos llamados a trabajar en el Reino de Dios y a multiplicarnos es una buena motivación «En lo que requiere diligencia, no perezosos; fervientes en espíritu, sirviendo al Señor.» Romanos 12:11.

    En cuento al propósito, este es revelado a nuestra vida y debemos trabajar diariamente por cumplirlo, por dejar que Dios nos cambie y transforme nuestro carácter Juan 15:16, 2 Corintios 12:9.

Aclaremos el hecho de que es satanás quien quiere que dejemos se congregarnos; recuerda que cada cristiano es un tormento para el reino de las tinieblas ya que fuimos llamados para arruinar los planes del mismo; por lo que al dejar la iglesia nos exponemos a dejar de crecer espiritualmente, enfriarnos y hasta alejarnos de Dios.

Deje acá su comentario