El esqueleto del closet

- Advertisement -

El 24 de marzo de 2013, la coalición rebelde Séléka dio un golpe de estado en la República Centroafricana, apoderándose del palacio presidencial. El entonces presidente, Franyois Bozizé, no tuvo más alternativa que procurar asilo político en la República Democrática del Congo.

Reflexiones Cristianas - El esqueleto del closet
El esqueleto del closet

Los rebeldes revisaron todos los rincones de la mansión presidencial. Un grupo corrió hacia la habitación de Bozizé con la esperanza de encontrar allí algún tesoro valioso. Mientras buscaban, uno de ellos supuso que si había algún objeto de valor habría de estar guardado en el clóset. Ilusionado, abrió las puertas del armario, pero ¡qué sorpresa se llevó al ver que en el clóset no había ningún tesoro, sino dos horribles esqueletos! Bozizé sí que conocía muy bien el dicho: “Tiene un esqueleto en el armario”.

Puede sonar raro, pero si te pones a pensar lo que realmente significa esto podrías sacar muchas conclusiones ¿Cierto?, para mi, es que así como el, nosotros tenemos una esqueleto en nuestro closet, ¿Qué quiero decir con esto?, fácil, presta atención, todos en nuestras vidas hemos pasado por múltiples cosas y las tenemos ocultas, no querremos que nadie lo sepa.

Ciertamente al hablar de un esqueleto en el closet, no lo hacemos literalmente como la historia, podemos usarlo de manera que sea solo un dicho, me explico mejor, en algún momento de tu vida debiste hacer algo, y quieres mantenerlo en secreto porque tienes al que dirán de ti.

Puede que ese «Esqueleto en tu armario» sean, deudas, vicios, pecados, temor, ira, odio, o cualquier cosa que tengas oculta en ti, pero sabemos muy bien que entre el cielo y la tierra no hay nada oculto, y tarde o temprano la verdad sale a luz, por muy escondida que este.

Así que, lo que haremos es liberarnos de nuestro esqueleto antes de que alguien lo descubra. La pregunta clave aquí es: ¿Cómo puedo sacarlo de mi vida?, mi consejo seria ir delante de Dios y dejar tus cargas delante de él; él mejor que nadie te conoce y sabe que es eso que tienes oculto.

Dios no te juzgara por ello, recuerda que el vino a buscar pecadores, y esta esperando que tu abras tu corazón delante de él, y te arrepientas de toda la maldad que hay en ti, y ¿Qué mejor momento para hacerlo que ahora?.

Deje acá su comentario