¡El aborto no es la mejor solución!

- Advertisement -

¿Crees qué el aborto es la mejor solución? si tu respuesta es si, déjame decirte que es la decisión más trágica, ¿Quieres saber el por qué? pues acá te explicaré el por qué.

Reflexiones Cristianas - ¡El aborto no es la mejor solución!
¡El aborto no es la mejor solución!

Si eres una de esas personas que está pensando en abortar déjeme decirte que  ¡No lo hagas!, porque tu bebé no tiene la culpa de nada. Ciertamente, no sé por lo que estas pasando.

No sé si ese embarazo fue producto de un momento de pasión o fruto de una violación; quizás tus padres no saben que estas embarazada, y tienes miedo que te hagan a un lado; pero una cosa si sé, y es que tienes en tu vientre un hermoso bebé.

Y no creo que seas una asesina, por eso te digo que no mates a tu hijo, lucha por él, recuerda que lleva tu sangre, y que esta dentro de ti. Toma en cuenta que si abortas, tu vida correrá peligro, no solo perderás a tu bebé, sino que también puedes perder tu vida.

La palabra de Dios nos dice que  condenará toda mano derramadora de sangre inocente. Aunque no tengas que ir a las autoridades terrenales por este crimen, los ojos de Dios están sobre ti.

Piensa en esto: Si matas a tu hijo y dices que fue producto de un error ¿Qué harás el día que Dios te pida cuenta por ello?  ¿A quién acudirás en busca de ayuda? «¿Y qué haréis en el día del castigo? ¿A quién os acogeréis para que os ayude, cuando venga de lejos el asolamiento? ¿En dónde dejaréis vuestra gloria?» Isaías 10:3.

Si estas pensando en abortar a tu hijo, te aconsejo que vallas a la presencia de Dios y refúgiate en él, no importa si tus familiares o amigos te dan la espalda, Dios no lo hará, es mas, en él podrás descansar y te aseguro que podrás salir adelante.

Dios es bueno, es refugio en tiempo de angustia. «Jehová es bueno, fortaleza en el día de la angustia; y conoce a los que en él confían.» Nahum 1:7.

Pero por nada del mundo acabes con la vida de tu hijo, porque de una forma a otra el no te ha hecho nada, por tanto, no tiene la culpa; recuerda que un hijo es una bendición de Dios y no cualquiera puede tener la dicha de concebir un bebé.

También nos dice en su palabra que él va delante de ti, y estará contigo siempre, no te dejará, ni te desamparará, no temas, ni te intimides. «Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.» Josué 1:9.

Pídele a Dios en oración que te limpie de todo mal pensamiento, que te de paz y gozo, entrégale todas tu cargas; pídele que bendiga tu vida y tu embarazo, que tu hijo pueda nacer fuerte y sano, y que te provea todo lo que te haga falta.

¡Que Dios te bendiga a ti a tu hijo!

Deje acá su comentario