¿Depresión o Tristeza?

- Advertisement -

Todos nos sentimos triste algunas vez, pero cuando experimentamos sentimientos como la tristeza, la ira o la frustración, por periodos de largo tiempo, se convierte en un problema en nuestras vidas.

Reflexiones Cristianas - ¿Depresión o Tristeza?
¿Depresión o Tristeza?

Este tipo de estado anímico, comienza a influir de manera negativa en el desenvolvimiento de nuestra vida cotidiana, es ahí donde estamos frente a un cuadro de depresión clínica. La depresión es un trastorno que afecta a mas de 300 millones de personas en todo el mundo.

No obstante, es importante destacar que la depresión es considerada por el DMS-5, como una enfermedad mental; esto quiere decir que, hay condiciones para su diagnostico y tratamiento estandarizadas.

 Síntomas de la depresión

  • Sentimientos de desesperanza.
  • Falta de energía.
  • Irritabilidad.
  • Cambios en el peso o en la alimentación.
  • Cambios en los patrones de sueño.
  • Falta de interés en cosas que antes se disfrutaban.
  • Problemas para concentrarse.
  • Dolores injustificados en el cuerpo.
  • Pensamientos suicidas.
  • Sentimiento de culpa.
  • Tristeza excesiva.
  • Malestar estomacal.
  • Problemas digestivos.

Es normal estar triste de vez en cuando; sin embargo, cuando se esta triste un periodo prolongado, sin causa aparente, se puede empezar a sospechar de una depresión. La principal diferencia es «El Tiempo».

«No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.» Isaías 41:10.

La biblia tiene muchos ejemplos de tristeza, como resultado de la caída, y bastantes aplicaciones sobre cómo podemos glorificar a Dios a través de nuestra tristeza. Este sentimiento es el resultado directo o indirecto del pecado, y, puesto que vivimos en un mundo caído, el pecado es una parte normal de la vida.

Los Salmos están llenos de momentos en que David derramó la tristeza de su corazón delante de Dios. Al igual que David, muchas veces sentimos que Dios nos ha abandonado en nuestros momentos de tristeza causada por aquellos que nos rechazan y resisten.

«¿Hasta cuándo pondré consejos en mi alma, con tristezas en mi corazón cada día? ¿Hasta cuándo será enaltecido mi enemigo sobre mí?» Salmo 13:2. Pero Dios es siempre fiel y, como David concluye, nuestra confianza en Dios si tiene un fundamento.

«Mas yo en tu misericordia he confiado; mi corazón se alegrará en tu salvación. Cantaré al Señor, porque me ha hecho bien». Salmo 13:5-6.

Deje acá su comentario