«No hubiera llegado a donde estoy si no fuera por Dios», dice Rebeca Andrade

- Advertisement -

En una entrevista con Karina Bacchi, la gimnasta explicó como no se desvió de las enseñanzas de su madre. Así como reconoce que no hubiera llegado a donde esta si no fuera por Dios.

"No hubiera llegado a donde estoy si no fuera por Dios", dice Rebeca Andrade
Rebeca Andrade se llevó la plata y el oro a Brasil en los Juegos Olímpicos de 2020 (Foto: Getty Images)

Cuando Rebeca Andrade estuvo en sus actuaciones en los escenarios de los Juego Olímpicos de 2020, no dejó de atribuir sus logros a Dios y a su familia.

«No llegaría a donde estoy si no fuera por Dios», dijo la gimnasta que participa en el Positively Podcast, que inició su cuarta temporada con Karina Bacchi como anfitriona.

Tras ganar la primera medalla de oro en la categoría de Gimnasia Artística para Brasil, Rebeca aprovechó la oportunidad para declarar su fe al mundo.

La atleta explica que desde pequeña su madre le enseñó acerca de la palabra de Dios en una casa humilde en las fueras de Guarulhos, una región de Sao Paulo.

«Dejé a mi familia muy temprano, pero las enseñanzas, los principios, mi madre me enseñó desde muy joven. Hablar de Dios es algo muy natural, es algo que siento dentro de mí, simplemente sale. No necesito pensar en hablar de Dios, en agradecer a Dios y a mi familia, porque siempre ha sido muy claro dentro de mí», dijo.

Rebeca tiene 7 hermanos que han sido criados bajo la misma fe cristiana, uno de ellos se convirtió en pastor. Es por él que ella tiene una base para llegar a ser la persona que es.

«Si no fuera por mi familia, no sería esa persona. Me enseñaron desde que nací hasta los 10 años, eso es todo. Podría haberme convertido en otra persona, porque tuve experiencias y vivencias con otras personas, pero mi fe era más fuerte que eso», explicó.

Deje acá su comentario