El presidente de Kazajistán ordenó a las fuerzas militares «disparar sin previo aviso»

- Advertisement -

Tras las fuertes manifestaciones que a inicio era por razones del aumento del gas licuado del petróleo, ahora coge un rumbo político. Esto ha desatado el caos incontrolable terminando con decenas de muertos y cientos de heridos.

Noticias - El presidente de Kazajistán ordenó a las fuerzas militares "disparar sin previo aviso"
Fuerzas militares de Kazajistán (Foto: CNN)

Como  es de esperarse, la Comunidad Internacional puso su mirada en esta región asiática.

En Kazajistán, se dieron inicio a unas protestas desde el 2 de enero y hasta el momento no han terminado. Por lo cual, esto ha traido grandes cantidades de muertos y heridos desde fuerzas militares como manifestantes.

Tras haberse levantado una manifestación tras el aumento del gas licuado del petroleo (GLP), ahora tomó un rumbo político. No obstante, los manifestantes pretender sacar del poder a los corruptos para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

De acuerdo a información de los medios internacioneles, la violencia de las protastes se convirtieron en enfrentamientos directos con la policia y los saqueos.

Según informaciones oficiales señalan que al menos 18 miebros de las fuerzas oficiales han perdido su vida, de los cuales dos han sido decapitados. Por otro lado 748 han resultado heridos.

De los manifestantes, se desconoce el número de fallecidos hasta el momentos; sin embargo, hasta el momentos ha sido arrestados un total de 2.298 ciudadanos.

Según los datos del Ministerio de Salud, se estima que hay más de un millar de heridos en el cual ya unos 400 fueron hospitalizados y 62 han terminado en salas de cuidados intensivos.

Por otro lado, los saqueos han tomado rumbos alarmantes en el cual se muestran videos en las redes sociales donde muestran a radicales apoderándose de las armas de los equipos anti-disturbios.

Se estiman que los protestantes han quemado más de 120 coches, tanto policiales como residenciales, destrozaron unas mas de 300 propiedades.

El presidente de Kazajistán ha respondido ante el caos

Kasim-Yomart Tokáev, actual presidente del país centroasiático, catalogó hace poco los disturbios como una amenaza contra la seguridad nacional; acusando a grupos criminales organizados del extranjero de ser los responsables y terminó pidiendo ayuda militar a sus aliados más cercanos.

RT señala que existe un acuerdo de seguridad colectiva en el que participan Kazajistán, Rusia, Armenia, Bielorrusia, Kirguistán y Tayikistán, donde se establece que si uno de estos sufre un ataque armado que amenace su seguridad, el resto de los socios ofrecerán su apoyo inmediato, incluyendo el militar.

Hasta ahora, Tayikistán, Armenia, Rusia y Bielorrusia han respondido garantizando su apoyo en caso de ser necesario; Kirguistán no logró aprobar la moción debido a la falta de diputados a la hora de la sesión para la toma de decisiones.

No obstante, recientemente se hicieron públicas las declaraciones del presidente Tokáev, donde autorizaba a las fuerzas de seguridad del país «abrir fuego sin previo aviso» con el fin de detener las protestas.

«He dado la orden de disparar a matar sin aviso previo», dijo el mandatario kazajo por medio de un discurso televisado; señalando que los terroristas continúan dañando los bienes deliberadamente y usando armas contra los ciudadanos.

El presidente Tokáev, rechazó cualquier tipo de negociación, prometiendo «eliminar a los bandidos» que han provocado los disturbios. Del mismo modo agradeció a su colega, el presidente ruso Vladimir Putín, por enviar tropas a su nación.

 

Deje acá su comentario