Matrimonio

¿Qué representa asumir el matrimonio cristiano?

By abril 13, 2019 No Comments

Un matrimonio cristiano es la unión que ha sido instituida y funciona de acuerdo con los principios bíblicos. Es un matrimonio entre un hombre y una mujer (Génesis 2:24, Mateo 19: 4,5). En un matrimonio cristiano no hay lugar para múltiples esposas o esposos. Tampoco es un “matrimonio” entre dos hombres o mujeres un matrimonio según los principios bíblicos. Un matrimonio cristiano es un pacto entre un hombre y una mujer para toda la vida. 

Un matrimonio cristiano ha comenzado con un compromiso ante Dios de ser fieles el uno al otro. En Malaquías 2:14 dice: “… porque el Señor fue testigo entre ustedes y la mujer de tu juventud”. Proverbios 2:17 habla de la adúltera “que abandona al compañero de su juventud y olvida el pacto de su Dios”. La palabra “pacto” aquí se refiere a su matrimonio. Este versículo muestra que el matrimonio es un pacto delante de Dios.

Además se necesita un compromiso delante de otras personas, para que la sociedad pueda tratar a la pareja como una pareja casada. De esta manera la pareja también puede ser responsable ante las promesas que hicieron el uno al otro en presencia de los testigos. Cuando Jesús habló con la mujer en el pozo de Samaria, dijo: “Porque tú has tenido cinco maridos, y el que ahora tienes no es tu marido” (Juan 4:18). Esta mujer vivía con un hombre, pero él no era su marido porque nunca había habido un compromiso público, por lo que Jesús los vio como solteros.

Habitualmente un matrimonio se consuma por relaciones sexuales (Génesis 2:24, Mateo 19: 4,5) (a menos que la discapacidad u otras circunstancias impidan que la pareja tenga relaciones sexuales). Las relaciones sexuales sólo deben tener lugar dentro de la relación del pacto de un matrimonio. Las relaciones sexuales fuera del matrimonio son adulterio e inmoral (Hebreos 13: 4).

Ser obedientes a Dios y a su Palabra

Significa que están dispuestos a ser obedientes a Dios y a su Palabra, que les dice a las parejas que sean fieles el uno al otro incluso cuando las cosas se ponen difíciles. Significa que la pareja se esfuerza por honrar a Dios en su relación. ¡Dios nos dará la gracia para realizar eis, cuando le pidamos! (Hebreos 4: 14-16)

Deja tus comentarios