Actualidad Cristiana

Proyecto internacional ayuda a los gays a dejar la práctica homosexual

By enero 30, 2018 febrero 1st, 2018 No Comments

Se registró un aumento en los matrimonios gay  con un 51,7% desde el 2013, de acuerdo con el instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE). Durante el 2014 y 2015, hubo un aumento más que las bodas entre parejas heterosexuales.  Sin embargo esto ha amentado desde entonces, alcanzando a muchos hombres, incluso dentro de las iglesias.

Hay personas que no quieren entregarse a esos impulsos sexuales y por eso buscan ayuda. Hoy en día, el proyecto que ha dado resultados significativos de restauración es el Joel 2:25, que nació en Dallas, Texas (EEUU) y hoy  se encuentra presente en más de 92 países.

 Este programa tiene como misión, promover una alternativa para personas con Atracción por el mismo sexo – AMS. A través de actividades variadas el individuo es impactado diariamente y consigue descubrir su propia heterosexualidad subyacente, o al menos disminuir su erotización por el mismo sexo.

La idea de crear ese grupo nació de Jeremy Schwab, un artista que durante su carrera tuvo contacto con la homosexualidad. Su historia sólo cambió cuando él formó parte de un retiro de transformación y desde entonces decidió tomar nuevos rumbos.

«En 2010, volví a Cristo, después de haber vivido un estilo de vida gay activo por más de 12 años (a partir de Enseñanza Media). Desde entonces, he experimentado gran cura, restauración y reducción significativa de atracción por personas del mismo sexo, a través de la oración, misa diaria, terapia reparativa, y cura de las emociones heridas «, comento.

Al comienzo los trabajos fueron hechos entre católicos, ya que Jeremy era de esa religión. Pero, con el tiempo otros grupos mostraron interés en esta técnica y hoy protestantes, judíos, musulmanes e incluso ateos forman parte del proyecto.

Joel 2:25 tiene conexión a este pasaje bíblico: «Voy a compensarlos por los años de cosechas que las langostas destruyeron: la saltamontes peregrina, la saltamontes devastadora, la saltamontes devoradora y la saltamontes cortador, mi gran ejército que envié contra ustedes» . La elección de este pasaje fue porque ella remite a una recompensa de Dios para los años que fueron destruidos con la práctica homosexual.

Para proporcionar la restauración en la vida de los hombres el proyecto promueve videoconferencias semanales y mensuales, retiros, predicaciones, reuniones y otras actividades. Todas ellas destinadas a enseñar el evangelio y proponer nuevas prácticas a los integrantes.

Alan Alencar, uno de los acogidos por el proyecto, afirma que el programa trae grandes cambios en su vida. «Joel me mostró que la homosexualidad o AMS, tiene cambios, eso no por medio de palabras o promesas de algo mágico o» milagroso «, sino por el trabajo serio», explica.

Desde su adolescencia Alencar tuvo problemas, cuyo no sabía cómo deshacerse. «Hasta mis 25 años tenía caídas con masturbación, tomé la decisión de parar y consagré mi sexualidad a Dios, entonces ese vicio de masturbación cesó desde entonces pasé a vivir una vida casta (total abstinencia sexual)», revela.

El integrante conoció al grupo en 2015 a través de un amigo que también trataba de lidiar con sus impulsos sexuales. Después de eso, vivió períodos de restauración y resaltó que Joel es para quien desea ser transformado, no sólo para tener una vida casta, sino para descubrir su verdadera vocación.

Sólo después de ocho años de su liberación que tuvo el coraje de revelar su pasado para ayudar a otras personas. Antes, el miedo a exponerse era mayor que la voluntad de testificar. Pero hoy, Alencar cuenta cómo alcanzó la restauración: «Llegué a Dios y le dije que no quería más aquella vida de soledad y que esperaba un milagro».

El participante recuerda cómo fue el comienzo en el programa Joel: «Yo no sabía nada sobre las cosas que hablan aquí como: Terapia Reparativa, Ministerio de apoyo para personas que quieren curar su identidad sexual herida, hasta sobre el ‘síndrome de Estocolmo’ sólo fui a descubrir cuando entré en Joel, entre tantas otras cosas.

Ademas  no entendiendo cómo esas actividades impactar en su vida, él las practicó y hoy puede ver un resultado positivo. «Descubrí que todo es un trabajo de desconstrucción de mentiras internalizadas por medio de experiencias traumáticas y por una retomada de mi identidad real a partir de la auto aceptación y búsqueda por cambio, una caminata que involucra ciencia y mi fe»,contó.

Fuente: Gospelprime

Deja tus comentarios