¡MARAVILLOSO! Niña sordomuda logra hablar y escuchar

Se trata de Ajmi, de 10 años de edad, quien no podía hablar ni escuchar. La pequeña adoptada por una familia musulmana que vive en el Medio Oriente. Ajmi es el testimonio poderoso de los milagros de Jesús al ver la sanidad de su padre y el de ella, luego de escuchar la enseñanza de su maestro cristiano, y de aceptar a Cristo en sus vidas.

Un maestro cristiano empezó a enseñar en la escuela especializada para niños sordomudos en Medio Oriente. Este fiel hombre iniciaba su clase con una oración. Sin el aprobación de sus superiores, y tratando de mantenerse fuera de la vigilancia de las autoridades (todos musulmanes), luchaba por impartir el mensaje de Jesús a sus alumnos.

La mejor prueba de su maravillosa y peligrosa labor es Ajmi, al observar a su maestro orar todos los días, igualmente hizo lo mismo. Mientras sus padres rezaban rituales islámicos, Ajmi oraba a Dios para que su familia conociera la verdad. Si bien su fe trajo enojo a sus padres, todo pasaría al ver los frutos de salvación en la vida de la pequeña.

El milagro de Jesús un buen día llegó a su hogar, el padre de Ajmi fue víctima de un espantoso accidente. Posteriormente de buscar ayuda en la medicina, las mezquitas y a líderes musulmanes, la cura para sus heridas probablemente no existía; no hasta que Ajmi llegara con el mensaje de sanidad. “Papá, Jesús te puede sanar. Voy a orar por tu sanidad”, le expresó la pequeña usando el lenguaje de señas.

Luego de la oración, lo sorprendente y esperado ocurrió: La enfermedad de su padre ya no estaba y ella, siendo sordomuda, podía hablar. Tras el milagro, los padres de Ajmi aceptaron a Jesús en su corazón. En ese preciso momento, los tres se arrodillaron ante el Señor, alabando y agradeciendo a Jesús.

Con la colaboración del maestro, la familia se allegó más a Jesús y luego fueron bautizados. En la actualidad, llevan el evangelio a los que necesiten usando la misma técnica del maestro: la oración llena de fe.