Independencia, ayuda a matrimonios a una relación sana.

986

La dependencia de un matrimonio a los padres, le ha hecho mucho daño a las relaciones matrimoniales, dado que viola un principio bíblico que ordena la vida matrimonial, para que funcionen mejor. Este principio se encuentra en Génesis 2:24 24  “por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne”.

La idea de dejar padre y madre no es abandonarlos, más bien es la noción de establecer una nueva relación adulta, una nueva unidad familiar que tenga su propia independencia física, económica y emocional.

Nadie está listo para casarse a menos que pueda vivir emocional, económica y físicamente independiente de sus padres. Un matrimonio se fortalece más cuando aprende arreglárselas por si solas, sin padre y madre.

Deja tus comentarios