Ex jugador de futbol se retira de los campos para dedicarse a ser pastor

356

Se dio a conocer que Gilmar Santos, bicampeón mundial por el SP, se dedica a pastor tras retirarse del futbol.

Luego de que el ex zaguero Gilmar Santos, 47, abandonó los campos de fútbol en 2003, se dedicó al evangelismo. En la actualidad, es pastor auxiliar en la Comunidad Internacional de la Zona Sur, en Río de Janeiro.

Santos quien se encuentra casado desde hace 18 años con la cantante cristiana  Aline Barros, con quien tiene dos hijos, el “el atleta de Cristo” ya acostumbraba ir a la iglesia cuando era jugador profesional. “Terminé la carrera y es esa cosa”: ¿qué voy a hacer? “Yo ya ayudaba a mi pastor en el ministerio de jóvenes”, expresó.

El ex jugador indicó que iba a la iglesia una vez al mes y cuando lo conseguía. “Pero cuando te sumergen, cuando te envuelven con las personas, cuando te ayudas… Así que empecé a tener amor por la gente. Y fue un tiempo tan hermoso porque yo no conocía lo que es realmente la iglesia”, recordó.

Durante una entrevista a UOL, Santos detalló que se convirtió a los 19 años, a través de los Atletas de Cristo. “Cuando llegué al San Paulo, no conocía a Jesús, no, yo vine de una familia toda perdida; mi madre era espiritista, mi padre alcohólico. Mi casa era un punto espiritista, era totalmente al revés”, asegura.

“Yo creía que ser creyente era una decepción … Yo tenía un miedo porque el pastor que tenía allí cerca de mi casa gritaba y todo el mundo hablaba que él se quedaba dentro de la iglesia golpeando a las personas, y por eso la gente gritaba tanto. Entonces, yo creía todo aquello del mal, yo tenía un miedo de creyente, creía que era una cosa de loco”, dijo Gilmar entre risas.

Su pasión por el fútbol disminuyó y aumentó su voluntad de evangelizar y rescatar vidas. “Yo ayudo a los jóvenes y me estoy disponiendo cada vez más a conocer a Dios y a servir a mis hermanos. “Nosotros viajamos mucho, hablando de Jesús, predicando, y Aline cantando”, concluyó el ex jugador.

Fuente: gospelprime.com.br

 

Deja tus comentarios