Dios envía ángeles a defender el hogar de fiel cristiano

Radicales hindúes habían amenazado a un pastor debido a su fe en Cristo. Irritados y colmados de odio, decidieron ir y atacar su casa cuando de pronto en el camino, se toparon con varios hombres resplandecientes vestidos de blanco, que impidieron los ataques reiteradas veces. Era Dios custodiando a su fiel servidor.

“¡Si no dejas de hablar de Jesús, entonces quemaremos tu casa!”, eran las palabras de los enemigos del pastor El consideró que esta vez hablaban en serio, pero no estaba intimidado. Pues sabía que si moría, partiría al cielo. Esto enojó aún más sus enemigos lo que ocasionó que en medio de la noche, atacaran su casa.

Cuando iban caminaban en la oscuridad quedaron sorprendidos puesto que junto a la casa del pastor había personas vestidas de blanco, hombres resplandecientes. Ellos decidieron intentar atacar nuevamente la noche siguiente. Pero esa misma noche vieron la misma imagen: alrededor de una docena de hombres de blanco formaban un círculo y vigilaban la casa del hijo de Dios.

Posteriormente de que los enemigos hindúes intentaran en vano atacar la casa del pastor, uno de ellos le preguntó: “¿Nunca duermes? Durante tres noches intentamos incendiar tu casa, pero está constantemente vigilada por hombres blancos”. A lo que Bishal respondió: “Estábamos todos en la cama y durmiendo. Lo que viste deben haber sido ángeles”.

El poderoso Dios de Israel estaba resguardando a su fiel servidor. Hoy, de vez en cuando, el pastor visita el pueblo remoto de la montaña; lugar donde fue desterrado por aceptar a Jesús, para visitar a su comunidad y  seguir hablando el evangelio con la certeza de que Dios siempre va de su lado, y nada le faltará.

Fuente: Impacto Evangelistico